14 de abril: el mito de la II República como un periodo de progreso y democracia.

14 de abril: el mito de la II República como un periodo de progreso y democracia.

«Progreso», «democracia», «derechos», «justicia», «paz» son las ideas-fuerza de la historia ficción que estas gentes cuentan sobre la II República española, ocultando, precisamente, la verdad histórica. A saber, que la II República fue un caos absoluto, cuya legalidad fue incumplida por todas las organizaciones de izquierdas y por los separatistas, que el Frente Popular ya no era republicano ni «demócrata» más que nominalmente, de cara a la propaganda exterior. Es un puñetero cuento de hadas, intragable para cualquiera que tenga un mínimo conocimiento histórico sobre dicho periodo.

Vamos a poner un ejemplo, uno sólo, hay cientos de ellos. Asedio del Alcázar de Toledo por parte de las fuerzas gubernamentales, o sea, por milicianos del Frente Popular y guardias de asalto, primeros meses de la Guerra Civil. El embajador de Chile se ofrece a gestionar la salida de niños y mujeres para llevarlos escoltados a Madrid, donde quedarían bajo la protección del Cuerpo Diplomático. El comandante a cargo del asedio se niega. Entonces, cuenta Félix Schelayer (cónsul de Noruega en Madrid), que «llegó hasta él (hasta el embajador chileno), procedente de la sala contigua, una chillona voz de mujer. Era Margarita Nelken (diputada socialista que meses más tarde se afiliaría al PC), quien clamaba a gritos que, por encima de todo, había que eliminar, dejándose de sentimentalismos, a las mujeres e hijos de esos canallas del Alcázar. ¡Lo que había que desarraigar para siempre era precisamente la nidada, el engendro, la semilla de esa canalla! Expresando su acuerdo, el público gritaba tan fuerte que el embajador apenas si podía oír a su interlocutor».

8 comentarios en “14 de abril: el mito de la II República como un periodo de progreso y democracia.”

    1. El Frente Popular hundió a la República en un reguero criminal de elecciones amañadas y eliminación de adversarios, como José Calvo Sotelo, crimen de Estado igual al cometido por el fascismo italiano con Matteotti. La táctica de los Frentes Populares, creada por el stalinista Dimitrof, fue la favorita del partido comunista que siempre se comportó en los sistemas democráticos de la época como un submarino en inmersión del cual solo se ve el periscopio. Durante la República actuó como caballo de Troya atacando con total desfachatez a la democracia desde dentro y avanzando hacia el poder en alianza con unos socios, aniquilados implacablemente (Andres Nin, del POUM), cuando estorbaban en el camino hacia la victoria final…
      https://www.raulmayoral.es/index.php/2020/10/18/el-apagon-del-14-de-abril/

  1. Gracias Paloma por poner luz sobre tantos temas. Qué desgracia de país nos han dejado, llena de analfabetos y mostrencos que se limitan a repetir consignas sin ningún razonamiento. Gente llena de odio y resentimiento, no sé sabe el porqué, que viven ignorando por completo la historia de su país.

  2. Manuel J. IGLESIAS

    La criminalidad de la que hace gala la II República Española es antología con los asesinatos en las Chekas de cualquiera por el mero hecho de sentirse español. Internacional mente es poco conocido, como lo son los asesinatos de La Vendée en tiempos decla Revolución Francesa.
    Persecuciónnes afines y exterminio gratuito de seres humanos.
    De todo esto por unas y otras razones es heredero el PSOE, el mayor cáncer que haya conocido España en sus siglos de existencia como nación.

  3. José Manuel Torres Rodríguez

    Al igual que D. Gregorio Marañón, no tengo palabras para calificar a estos pseudodetodo frente populistas: eran de lo más ruin que he conocido, solo igualados por los que continúan con la misma cantinela.
    Mención aparte merece Margarita Nelken, una sanguinaria fea por fuera y por dentro, capaz de crucificar a dos personas en una pared y prenderles fuego, eso sí, todo muy ” democrático, progresista, revolucionario y en defensa de los derechos ” del pueblo”.
    No me extraña que los padres espirituales de la II República no estuviesen contentos con la misma y uno de ellos afirmará que no sele podía poner pegas al bando Nacional aunque las tuviera.

  4. José luis Tello García

    Clara Campoamor en su libro `La revolución española vista por una republicana ” describe muy bien lo que fué el gobierno del Frente popular, y ella fue testigo personal de lo que cuenta: tiranía y violencia. No queremos ese tipo de progreso.

  5. Joaquín M. Bonnemaison Sánchez

    Interesantísima la terrible anécdota de Félix Schelayer (cónsul de Noruega en Madrid), y la chekista Margarita Nelken. Me gustaría conocer la fuente de tal información si fuera tan amable Paloma. No la conocía; en cambio conocía la de su colaboración con Georges Henny (delegado del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) en Madrid) como testigos en la matanza de la Cárcel Modelo y el delito de lesa humanidad de Paracuellos. También en el denominado tren de la muerte, la primera gran matanza pública de civiles de nuestra guerra, el 12 de agosto de 1936, del cual dieron cuenta a sus países, entre ellos Schelayer, todo el personal diplomático residente en Madrid. Después hay que leer a Paul Preston, Angel Viñas, y resto del club de los historiadores progres del “consenso historiográfico” que han conformado el relato (qué odio esta palabra, prefiero “versión”) de la actual memoria histórica, ahora en un alarde de cinismo, “democrática”, quejándose de que toda Europa les dio la espalda. Normal, sabían por los cables que les enviaban sus diplomáticos la revolución bolchevizante que se estaba desarrollando en el Frente Popular (ya no existía República) a cargo de dicho caos.
    Comparto la rabia de Paloma en la exposición de estos temas. Siempre me sorprende con su conocimiento tremendamente “nutritivo” (como ella dice) de las cosas que nos cuenta. ES un auténtico placer, creo que para todos los que la seguimos admirados. Muchas gracias Paloma.

    1. Hola, creo que hay un libro de ese cónsul que se llama Madrid ensangrentado, o algo así, y cuenta su experiencia en esos días, como testigo o como actor principal de anécdotas delicadas, como el asesinato de su traductor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta publicación

Otras publicaciones

¿QUIERES PARTICIPAR?

Matricúlate antes de que se acaben las plazas

TIENDA DE FORTUNATA Y JACINTA

Mostrando 1–6 de 90 resultados

Suscríbete

Carrito de compra
Esta página web usa cookies: las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico   
Privacidad