«Boicot por sus ideas… »

«Boicot por sus ideas… » Ya, pero es que las ideas que empujaban a los etarras que defiende esta señora era que había que matar españoles por el mero hecho de ser eso, españoles, y que había que separar a los vascos del resto de los españoles, esto es, que había que crear un Estado nuevo para ellos: mismo proyecto político que Bildu. ¿Y de dónde venían estas ideas? Como decía Jesús Lainz, el análisis quedaría completamente cojo si nos limitáramos a interpretar a Sabino Arana como un caso interesante de cara a la psiquiatría, puesto que el problema es que sus ideas se han implantado políticamente. Recordemos que Sabino Arana, el fundador del PNV, construyó su edificio ideológico alrededor de la lengua y de la raza tratando de justificar que «El pueblo vasco es una nación distinta de la española, como es de la china y de la zulú». Asimismo, señalaba que los maquetos (esto es, los trabajadores que llegaban a las provincias vascongadas provenientes de otras regiones españolas) eran el enemigo a batir por el hecho de ser españoles, hijos, por tanto, en opinión de Sabino Arana, de «la nación más abyecta de Europa (…); nación mil veces maldita (…) raza más vil y despreciable de Europa». Los españoles eran para Arana «parásitos de nuestra vida moral y física (…); pueblo a la vez afeminado y embrutecido (…); hipócritas y perversos (…); viles, pusilánimes, falsos y ruines». Veamos ahora un par de fragmentos escritos por Engracio de Aranzadi, uno de los grandes propagandistas del nacionalismo vasco en el primer tercio del siglo XX, que consideraba que el pueblo español «arroja sobre nuestros valles y montañas legiones de hijos suyos que al rozarse con nosotros nos manchan con su inmunda baba». Y también calificaba a los españoles como «(…) azote del diablo, calamidad luciferina, plaga infernal (…) fetos de forma humana, sietemesinos infatuados cual globos aerostáticos (…) legión de ratas (…) monstruosas arañas, tan traidoras como repugnantes (…)». Es curioso ver cómo muchos intentan justificar que este racismo tan explícito de Sabino Arana era fruto de las ideologías ambiente del momento. Interesa subrayar, sin embargo, que tanto Pío Baroja como Miguel de Unamuno fueron coetáneos suyos y también vascos y no andaban presos de esos delirios supremacistas. Unamuno, por ejemplo, llamaba a estos señores «formidables dogmáticos de la raza» y escribía sobre ellos: «Agradecen mucho ciertos individuos el que les declaren de una raza superior, pues esto les exime del esfuerzo por superiorizarse individualmente».

1 comentario en “«Boicot por sus ideas… »”

  1. Esta señora no defiende las ideas de los etarras asesinos. lo que defiende son los derechos que tiene cualquier persona que esté en prisión, sea un violador o el señor Bárcenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta publicación

Otras publicaciones

¿QUIERES PARTICIPAR?

Matricúlate antes de que se acaben las plazas

TIENDA DE FORTUNATA Y JACINTA

Mostrando 1–6 de 90 resultados

Suscríbete

Carrito de compra
Esta página web usa cookies: las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico   
Privacidad