Los hijos y la felicidad canalla

Respecto a los hijos: «No son cuidados, es esclavitud». Lo venden como humor, pero no. En las últimas décadas se ha radicalizado hasta extremos delirantes esta idea de que la maternidad es una lacra, una «injusticia biológica» y que las políticas proabortistas ayudan a la mujer a alcanzar una igualdad más completa con respecto al hombre: esa sería la única manera, entienden, en que las mujeres puedan desarrollar su libertad con plenitud. Esta señora ni sabe lo que es la esclavitud ni sabe lo que es la libertad, sólo le interesa la felicidad canalla, un tipo de felicidad bobalicona e infantil que consiste en calcular y conseguir todo aquello que resulte cómodo, útil y ventajoso para el individuo. Pero el que vive satisfaciendo sus afectos y caprichos momentáneos no es libre, sino esclavo de ellos. Decía Aristóteles que en el cosmos los objetos que más se asemejan a los seres libres son los planetas por disponer de una trayectoria fija, mientras que los que más se asemejan a los esclavos son los cometas por su trayectoria divagante.

Respecto a los hijos: «No son cuidados, es esclavitud». Lo venden como humor, pero no. En las últimas décadas se ha radicalizado hasta extremos delirantes esta idea de que la maternidad es una lacra, una «injusticia biológica» y que las políticas proabortistas ayudan a la mujer a alcanzar una igualdad más completa con respecto al hombre: esa sería la única manera, entienden, en que las mujeres puedan desarrollar su libertad con plenitud.

Esta señora ni sabe lo que es la esclavitud ni sabe lo que es la libertad, sólo le interesa la felicidad canalla, un tipo de felicidad bobalicona e infantil que consiste en calcular y conseguir todo aquello que resulte cómodo, útil y ventajoso para el individuo.

Pero el que vive satisfaciendo sus afectos y caprichos momentáneos no es libre, sino esclavo de ellos. Decía Aristóteles que en el cosmos los objetos que más se asemejan a los seres libres son los planetas por disponer de una trayectoria fija, mientras que los que más se asemejan a los esclavos son los cometas por su trayectoria divagante.

2 comentarios en “Los hijos y la felicidad canalla”

  1. ¡¡Por las calvas de Risto!! … ¿Por qué has insertado ese vídeo infectado con todo tipo de virus neuronal, sin avisar al personal?. Es asqueroso. Es aterrador. Es basura cósmica en todo su esplender. ¡¡Badre del abor herboso!!.

    ¿lees lo que te decía? : ya no me queda una puñetera neuronal que correctamente me funcione. Bor eso bisbo me acabo de volver disléxico del lenguaje esbrito.

    ¡¡Te obio a muete!!. Lo sepass.

  2. La clásica mentalidad de las adoctrinadaa por un culto. Y como buenas adoctrinadas creen que lo que defienden es LA VERDAD REVELADA. Lo que antes padecían algunas pocas mujeres sera en menos de una generación un TRAUMA GENERACIONAL MUNDIAL de mujeres solitarias, amargadas y frustradas. No me quiero imaginar los miles de negocios que les montaran para paliar dicho trauma. En fin. Será como en la película “Niños de los Hombres” se arrodillaran ante la gracia divina de ver un bebé recien nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta publicación

Otras publicaciones

¿QUIERES PARTICIPAR?

Matricúlate antes de que se acaben las plazas

TIENDA DE FORTUNATA Y JACINTA

Mostrando 7–12 de 90 resultados

Suscríbete

Carrito de compra
Esta página web usa cookies: las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico   
Privacidad